ÓPTICA ALOMAR BARCELONA

ÓPTICA ALOMAR BARCELONA
Especialistas en gafa para ojo seco leve, grave, Sjögren, alérgias (polen - ácaros - polvo) y gafas deporte graduadas (homologadas), para todas y cada una de las disciplinas deportivas

viernes, 7 de julio de 2017

OJO SECO GRAVE Síndrome de disfunción lagrimal (DTS)



  • Síndrome de disfunción lagrimal (DTS): anterior, síndrome de ojo seco 
    • Denominación actual de la anterior enfermedad de ojo seco, es una afección común y compleja que afecta la superficie ocular.
    • La salud y el funcionamiento normal de la superficie ocular dependen de una película lagrimal estable y suficiente.
    • Pérdida del mecanismo homeostático de la función lagrimal, el daño en cualquiera de sus componentes, puede desestabilizar la película lagrimal y originar la aparición de la enfermedad de ojo seco.
    • Los pacientes con enfermedad de ojo seco, sufren de incomodidad ocular crónica y alteraciones visuales variables.
    • Es común que estos síntomas no reciban un tratamiento suficiente, incluso con las terapias y técnicas más actuales en el tratamiento.


La película lagrimal
  • Componente fundamental para la transparencia e integridad de la superficie ocular.
  • Mantenimiento de una buena oxigenación, nutrición del epitelio corneal, retirada de desechos y la hidratación.
  • Un caudal o función lagrimal inadecuada, producen una película inestable y enfermedad de la superficie ocular.

  1. Queratoconjuntivitis seca: (QCS) designa un ojo con un grado de sequedad.
  2. Xeroftalmía: ojo seco asociado con deficiencia de vitamina A.
  3. Xerosis: sequedad ocular extrema y la queratinización que aparece en los ojos con cicatrización conjuntival grave.
  4. Síndrome de Sjögren: enfermedad inflamatoria, auto inmunitario en la que el ojo seco es un signo típico.


Mecanismos patológicos del ojo seco
  • Los mecanismos claves en el proceso del ojo seco, pueden ser iniciados o aumentados por diferentes causas, son:
    • Híper osmolaridad de la lágrima: consecuencia de un flujo lagrimal reducido, evaporación excesiva de la fase acuosa o la combinación de ambos procesos.
    • Inestabilidad de la película lagrimal: puede originarse sin la aparición previa de híper osmolaridad caso de la xeroftalmia.


SIGNOS

Blefaritis posterior
  • Disfunción de las glándulas de Meibomio: (DGM), glándulas holocrinas situadas en el tarso de los párpados, que secretan una sustancia lipídica conocida como “Meibum” que conforma la capa lipídica de la lágrima.
    • Obstrucción: acúmulo de células epiteliales descamadas sobre los orificios de salida de las GM que junto a los detritus celulares y los depósitos sobre la superficie de las lentes de contacto pueden dar lugar a un taponamiento de los orificios
  • Es una de las principales causas de “ojo seco evaporativo”.

Queratinización
  • La conjuntiva muestra leve afectación y enrojecimiento.
  • Se observa en algunas enfermedades de superficie ocular, como el síndrome de Stevens-Johnson, penfigoide ocular cicatricial y déficit de vitamina A, y es posible, clínicamente de reconocer por citología de impresión de la conjuntiva.


Película lagrimal
  • Ojo sano: según se rompe la película lagrimal, la capa de mucina se contamina con lípidos, que se eliminan con el drenaje, el menisco lagrimal mide 1 mm de altura.
  • Ojo seco: la mucina contaminada por lípidos se acumula en la película lagrimal a medida que las partículas y los desechos se distribuyen con el parpadeo, el menisco lagrimal marginal está adelgazado o ausente.
  • Disfunción de las glándulas de Meibomio: (DGM), espuma en la película lagrimal o a lo largo del borde palpebral.


Córnea
  • Erosiones epiteliales puntiformes que tiñen con colorante.
  • Los filamentos constan de hebras de moco revestidas de epitelio unido a un extremo de la superficie corneal que se tiñen bien con rosa de Bengala.
  • Las placas de moco constan de lesiones semitransparentes, de color blanco a gris, ligeramente elevadas y de diversos tamaños; formadas por moco, células epiteliales y material proteínico y lipoideo, y suelen hallarse asociadas a filamentos corneales.


Complicaciones
  • Infrecuentes pero pueden producirse y en casos muy graves incluyen neo-vascularización corneal superficial periférica, desestructuración epitelial, lisis estromal, (ruptura de la membrana celular), perforación y queratitis bacteriana.


Tratamientos
  • El ojo seco generalmente no se cura, el tratamiento se centra en el control de los síntomas y la prevención del daño de la superficie.
  • La elección del tratamiento depende de la gravedad de la enfermedad e incluye una o más de las siguientes medidas, aisladas o combinadas.


 Sustitutos lagrimales
  • Productos farmacéuticos tópicos, para mimetizar las propiedades físico-químicas de la lágrima y hacer que la película lagrimal sea más estable sin llegar a inhibir la secreción lagrimal normal.
  • Los sustitutos lagrimales tienen una formulación relativamente simple que no puede acercarse al complejo número de componentes y estructura de la película lagrimal fisiológica. Además su administración es periódica en vez de continua.
  • Casi todos los preparados se basan en la sustitución de la fase acuosa de la película lagrimal. No existen sustitutos del moco y la parafina es sólo una aproximación a la acción de los lípidos de las lágrimas.
  • Las lágrimas artificiales deben ser estériles, no tóxicas, humectantes, lubricantes, muco adhesivas, viscosas pero no demasiado, para no interferir en la visión del paciente y con un tiempo de retención en superficie ocular prolongado.


Suero autólogo
  • Tratamiento para el ojo seco grave y asociado a patologías sistémicas que cursan con daño de la superficie ocular.
  • Síndrome de Sjögren o el Síndrome de Stevens-Johnson provocan un daño recurrente en el epitelio corneal que precisan de un tratamiento de regeneración corneal para evitar en la mayor medida posible la pérdida de trasparencia corneal.
  • Se obtiene a partir del plasma sanguíneo del propio paciente


Mucolíticos
  • Los mucolíticos en forma de gotas de acetilcisteína al 5% cuatro veces al día pueden ser útiles en los pacientes con filamentos y placas mucosas corneales. Puede causar irritación después de su instilación.
  • La acetilcisteína es maloliente y su vida en la ampolla es limitada, por lo que sólo puede emplearse durante 2 semanas.
  • Es útil también desbridar los filamentos.


Oclusión de los puntos lagrimales
  • La oclusión de los puntos lagrimales reduce el drenaje y, por tanto, mantiene las lágrimas naturales y prolonga el efecto de las lágrimas artificiales.
  • De gran valor en los pacientes con QCS de moderada a grave que no han respondido al uso frecuente de tratamiento tópico.
  • Evita la fuga de la película lagrimal, incrementa el tiempo de contacto entre la superficie corneal y la lágrima y puede mejorar los síntomas del ojo seco, incluyendo la híper secreción secundaria de lágrima o pseudoepífora



Antiinflamatorios
  • Los corticoides tópicos en dosis bajas permiten un tratamiento suplementario eficaz para las exacerbaciones agudas. Deben sopesarse los riesgos del tratamiento crónico con los posibles beneficios de una mayor comodidad.
  • La ciclosporina tópica (0,05-0,1%) reduce la inflamación mediada por células T del tejido lagrimal, logrando un aumento de células caliciformes y la reversión de la metaplasia escamosa de la conjuntiva.
  • Las tetraciclinas sistémicas pueden controlar la blefaritis asociada y reducir los mediadores inflamatorios en las lágrimas.


Lentes de contacto
  • Las lentes de contacto durante períodos prolongados puede aumentar la evaporación de la película lagrimal, reducir el flujo de lágrimas y aumentar el riesgo de infección, estos efectos pueden contrarrestarse con el efecto reservorio del líquido atrapado detrás de la lente.
  • Lentes HEMA: el bajo contenido en agua de las lentes de contacto, hace que puedan adaptarse con éxito a ojos “moderadamente secos”, nunca patológicos.
  • Lentes de contacto de silicona: se cuestiona su uso continuado en casos de ojo seco grave.
  • Las lentes de contacto esclerales: oclusivas permeables al gas, proporcionan un reservorio de suero salino sobre la córnea.
    • Pueden llevarse en un ojo muy seco con exposición (evaporativo).
    • Su uso es incluso beneficioso en pacientes pediátricos con patologías severas de la superficie ocular.
    • Indicadas en pacientes con defectos o enfermedades que impiden un cierre completo de los párpados causando sequedad de la superficie ocular.


Conservación de las lágrimas existentes
  • Reducir la temperatura ambiente para minimizar la evaporación de las lágrimas.
  • Se pueden probar los humidificadores ambientales, aunque con frecuencia son ineficaces porque muchos aparatos no pueden aumentar significativamente la humedad de una habitación de tamaño medio.
  • Puede conseguirse un aumento temporal local de la humedad con cámaras de humedad oculares o protecciones laterales para las gafas.


GAFA PROTECTORA DE HUMEDAD
  • Gafas que ayudan a mejorar la humedad ocular (evitan su evaporación), ideales para cuando los síntomas de ojo seco son graves, contienen un diseño especial muy estéticas, para mantener la humedad ocular en pacientes que viven en climas secos, conducir o trabajar en ambientes con aire acondicionado.
  • Recomendables para uso permanente.
  • Provistas de un escudo de aire, con un factor de protección de sellado del 100%, se hace para proporcionar la máxima protección, utilizan respiraderos para gestionar el flujo de aire y crear un ambiente cómodo para los ojos.
  • Filtro de tela de felpa, de aspecto rugoso, sin zonas permeables al viento a partículas de aire irritantes y al deslumbramiento que interfieran con su visión.
  • Rejillas de ventilación con filtro fino para el polvo y polen, así como el viento, evita la irritación ocular a largo plazo.




Fuente
Kanski, J. Oftalmología Clínica. 7 Edit. Mosby. 2011. pp. 122-128.