ÓPTICA ALOMAR BARCELONA

ÓPTICA ALOMAR BARCELONA
Especialistas en gafa para ojo seco leve, grave, Sjögren, alérgias (polen - ácaros - polvo) y gafas deporte graduadas (homologadas), para todas y cada una de las disciplinas deportivas

jueves, 9 de febrero de 2017

TRASTORNO DEL OJO SECO: PINGUÉCULA O PTERIGION


  • Se dan en personas que pasan gran parte del tiempo al aire libre, especialmente en climas soleados.
  • La irritación crónica debida a la sequedad, viento y al polvo.
  • Un ojo “seco” puede contribuir a la formación de pinguécula y pterigion, a mayor exposición más riesgo de padecerlos.
  • La exposición a químicos nocivos, tiene un papel importante en su desarrollo.
  • Trabajadores del campo, albañiles, pescadores y personas que habitan cerca del ecuador resultan más afectados, es poco común en niños.
  • La exposición prolongada a la luz solar, especialmente a los rayos ultravioleta (UV).
  • Los que viven en zonas costeras o están frecuentemente expuestos a los rayos solares, por reflexión del agua, arena o por realizar actividades frecuentes al aire libre, debe tener especial cuidado con sus ojos, ya que son más propensos a desarrollar carnosidades en los ojos.


Pinguécula
  • Lesión superficial de espesor en la esclerótica (la parte blanca del ojo, debajo de la conjuntiva transparente), cerca de limbo con la córnea (más frecuente nasal).
  • Es una masa degenerativa hialina (tejido conectivo, de aspecto vidrioso, translúcido, homogéneo y elevado) de color parduzco a blanco-amarillento, comienza en la hendidura palpebral (área expuesta del ojo entre los párpados superior e inferior).
  • Más opaca que la conjuntiva sana (recubrimiento de la membrana mucosa de la superficie interior del párpado y la esclerótica del ojo), de aspecto oleoso.
  • Asiduamente se encuentra en la zona nasal pero puede darse tambien en la zona temporal y en ciertos casos en las dos lados.





Tratamiento
  • La pinguécula es una condición benigna que no requiere tratamiento.
  • Se pueden utilizar lágrimas artificiales si existe malestar para ayudar con los síntomas de ojo seco.
  • Si se inflama y causa molestias o problemas estéticos, se puede tratar con medicamentos anti-inflamatorios.
  • En casos extremos se hará la extirpación quirúrgica.


Pterigion
  • Crecimiento excesivo de “tejido fibrovascular” (aspecto carnoso y vascularizado) desde la conjuntiva del ojo hacia la superficie corneal (superponiendose a los tejidos de la córnea), donde alcanza una extensión variable con vasos sanguíneos. 
  • Crecimiento benigno de disposición triangular, en forma de ala que invade la córnea, desde la conjuntiva del lado interno del ojo (lado nasal), puede presentarse menos frecuentemente en la superficie externa de la córnea (Temporal).
  • Puede aparecer en uno o ambos ojos.
  • Tejido oleoso sobreelevado y opaco sobre la córnea, que no amenaza la visión.
  • Pterigión grave y muy extenso puede causar ceguera por oclusión pupilo-corneal.


Suele ser asintomático en ocasiones puede inflamarse apareciendo síntomas:
  • Enrojecimiento de la lesión.
  • Molestias como ardor o picor.
  • Sensación de cuerpo extraño o pellizco.
  • Visión borrosa por su crecimiento que puede alcanzar la pupila invadiendo el eje visual y bloqueando la luz que entra dentro del ojo.
  • Astigmatismo (deforma la córnea) con la disminución de la agudeza visual.
  • Película delante del ojo de efecto antiestético, que a muchas personas desagrada o les parece intolerable.





Si las carnosidades no causan problemas, no hará falta tratarlas.
  • Si producen enrojecimiento o irritación se pueden tratar mediante anti inflamatorios y lágrimas artificiales.


El pterigion ha de ser extirpado quirúrgicamente
  • Se realiza con anestesia local siendo en general una técnica bastante exitosa.
  • Riesgo de que el pterigion pueda volver a crecer un tiempo después de la operación:
    • Ocurre en gente joven.
    • Cuando la exposición a la luz y a los agentes irritantes es frecuente.

Cuando actuar
  • Si se produce una inflamación crónica o recurrente.
  • Si persisten o empeoran los síntomas.
  • Si produce una disminución de la visión.
  • Si en su crecimiento amenaza con llegar a la pupila y taparla.
  • Si interfiere en el uso de lentes de contacto.

Prevención
  • Gafas con filtro de luz ultravioleta, sobretodo cuando se está al aire libre.
  • Gafas de seguridad cuando se está expuesto a productos químicos o al polvo.
  • Utilización de colirios de lágrimas artificiales para tratar la sequedad de los ojos puede disminuir su incidencia.


Fuentes: